domingo, 8 de mayo de 2016

TUTORÍA EN ACCIÓN, TUTORÍA ON LINE

Después de muchos años ejerciendo de tutora en infantil y primaria, y de otros cuantos como tutor de cursos para profesores, he de confesar que este curso de tutor en red me ha sorprendido gratamente y me ha aportado una nueva visión de algunos aspectos que son totalmente trasladables al espacio cara a cara.

Me han sorprendido muchas de las propuestas abiertas y creativas. Al fin y al cabo, es cierto que la función tutorial necesita mucho de estas condiciones, no todo está en los libros, y hay una serie de cualidades imprescindibles que debemos actualizar, potenciar y aprender a usar.

Estoy satisfecha con lo que he aprendido y con las personas que me ido encontrando, aunque he de confesar que en ocasiones me he agobiado, ya que hay actividades que se van multiplicando y acabamos echando muchas horas, cuando nuestro día a día ya tiene bastantes agobios.

Estoy satisfecha porque creo que he aprendido muchas cosas, y de modo atractivo. Me ha hecho reflexionar sobre mi propia práctica en el cara a cara, en los roles del alumnado, he trabajado la empatía, la comunicación indiferida y asincrónica. He descubrito nuevas herramientas y estrategias metodológicas que llevar a mi mochila.

Considero que mi participación en este curso sí ha mejorado mi competencia en distintas áreas, especialmente en el área comunicativa, aunque también en la tecnológica. Las tareas de ponerte en la piel del alumno o de la del perfecto tutor,  mediante este rolplayer, ha sido capaz de sacar de dentro lo que se espera de un tutor online, aunque no haya realizado nunca esa labor.

Soy muy conciente de que gran parte de esta valoración positiva es gracias a la magnífica labor que ha realizado Silvia, a la que doy las gracias desde aquí.

Los contenidos son buenos, las actividades enriquecedoras, pero sin un buen tutor.... nada sería lo mismo.
Para acabar, una de roles, poniendo un toque de humor, porque no sólo los chavales deben adaptarse a los maestros, también estamos obligados a adaptarnos a ellos.
Con una imagen de Francesco Tonucci

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada